¿Cuáles son los factores de éxito en la implantación de un software de gestión empresarial?

¿Cuáles son los factores de éxito en la implantación de un software de gestión empresarial?

Para que la implantación de un software de gestión empresarial sea exitosa existen dos factores principales:

  1. Encontrar un sistema ERP que se adapte a las necesidades de la empresa.
  2. La implicación y complicidad en el liderazgo por parte de los diferentes departamentos de la organización.

Antes de iniciar la implantación de un sistema ERP deberemos definir una estrategia, un ejercicio basado en el replanteamiento del desarrollo del negocio. Una vez planteado este plan de actuación podremos proceder a automatizar los procedimientos de trabajo que se llevaran a cabo.

Es importante comprender la importancia de reestructurar los procesos y simplificar las fases del negocio actual para alcanzar una correcta monitorización de todos los procesos empresariales de la organización. Sin embargo, se deberán detectar todas aquellas actividades que no generan beneficio para la empresa y que al mismo tiempo, restan valor empresarial.

Restructurar los procesos aumentará la transparencia y la rapidez en la gestión empresarial. Tener esta estrategia previa a la implantación del ERP permitirá controlar y contrastar la evolución de los resultados que se van obteniendo.

La implantación del ERP la podremos realizar de forma gradual o directa. La forma directa, o también conocida como Big Bang, es la más contundente, ya que sugiere implantar los módulos que forman el software de gestión a la vez, todos juntos. Llevando a cabo dicha estrategia, se reducirán los tiempos de transición de un sistema operativo a otro y por lo tanto, los tiempos de adaptación se verán reducidos drásticamente. Por ello, la mayoría de los expertos no recomiendan utilizar dicha técnica, ya que en la utilización de cualquier nueva tecnología el usuario debe aclimatarse con la herramienta.

De esta forma, la opción más recomendable es realizar la implantación de forma gradual, ya que se plantea una introducción escalonada de los módulos en el ERP. Además, se marcan los tiempos de la transición, lo que permite controlar la correcta implantación del ERP, a la vez que localizamos todos aquellos módulos que interesan.

Utilizar un software de gestión empresarial implica grandes ventajas para la empresa como la reducción o eliminación de las tareas, ya que el ERP automatiza los procesos y reduce los soportes físicos de almacenamiento y la introducción documental. Otra de las funciones que integra un ERP es la posibilidad de introducir y analizar datos y comprobar e interactuar con estos de manera contrastada y transparente.

La implantación de un ERP es una elección eficiente para la empresa y el desarrollo de la compañía. Además, se optará por la versatilidad e innovación, y además, se tendrá un control de todos los procesos que influyen en el sistema de gestión de la empresa.

Etiquetas: ,

Contacta con nosotros
  • info@marino-erp.com

  • 902 116 981
Síguenos en las redes sociales

Inology recibe la certificación de seguridad de la norma ISO 27001:2013