¿Cómo implantar un programa de ERP con éxito?

¿Cómo implantar un programa de ERP con éxito?

La gestión automatizada y centralizada de los procesos de una empresa es una necesidad a la que ninguna compañía debe renunciar si quiere ser competitiva. Por ello, deben integrar una herramienta fundamental, un ERP. No obstante, no únicamente se debe implantar y ya está, sino que se debe diseñar una estrategia para que se implemente con éxito, de manera que se ajuste 100% a las características de la organización, de su negocio y también de su sector.

Implantar en la empresa un software ERP, este debe cumplir con un objetivo básico; mejorar la gestión de la empresa. Por ello, previamente, durante y después de su despliegue tiene que llevarse a cabo un trabajo en el que debe haber un dialogo continuo entre la empresa y los responsables TI.

Por otro lado, es muy importante conocer cuáles son los mejores ERP para la empresa, valorando diferentes aspectos y funcionalidades, innovación o la capacidad de adaptación para el sector al que pertenezca. A primeras, resultan complejos estos conocimientos, pero se deben conocer, ya que marcaran el ERP que se implante en la organización.

El ERP es una pieza clave para la transformación digital de las empresas. Por ello, el proyecto de implantarlo debe estar regidos por unos mínimos que eviten así resultados frustrados después de todo el esfuerzo y dinero que sea ha invertido.

1. Realizar una auditoría previamente y un diseño del proyecto que se va a llevar a cabo. Hay que determinar de qué punto se va a partir y hasta donde se quiere llegar. Se deben identificar los procesos que se quieren gestionar y cómo. Hacer esta tarea ayudará a controlar los costes de la implantación de partida y marcara el timing del proyecto.

2. Elegir un ERP flexible y modular. Invertir en un software de gestión empresarial es una gran apuesta para las cuentas empresariales, por eso es fundamental tener la seguridad de que no es necesario integrar inicialmente todas las capacidades que este proporciona, sino ir añadiendo poco a poco lo que se vaya necesitando. Además, si una vez finalizada la implantación se dispone de un servicio de mantenimiento informático en el ERP se podrán adaptar nuevas funcionalidades y requisitos personalizados, más allá de la configuración básica que tenga el ERP.

3. Máximo interés en la migración de los datos. Este punto es bastante importante y es determinante la ayuda de un socio IT que se encargue de esta transferencia desde los sistemas más antiguos, vigilando siempre por la calidad y la fiabilidad de los datos que alimentarán al nuevo ERP.

4. Invertir en cursos de formación, mantenimiento y soporte. Cuanto mejor se conozca la herramienta con la que trabajamos mejor. Por ello, deberemos conocer todas las prestaciones que otorga la solución ERP y cómo puede personalizarse al gusto de los diferentes roles de la empresa y realizando cursos de formación aprenderemos todo sobre el software. Por otro lado, contar con un servicio de soporte y mantenimiento nos ayudará a resolver todas las dudas que tengamos y nos aseguraran la puesta al día continua del software ERP para que la empresa sea siempre competitiva.

Etiquetas: , , ,

Contacta con nosotros
  • inology@inology.com
  • 902 116 981
Síguenos en las redes sociales

Inology recibe la certificación de seguridad de la norma ISO 27001:2013