La ratio de tesorería se puede calcular con una fórmula o con un software ERP.

Descubre la liquidez de tu negocio con la ratio de tesorería

La ratio de tesorería o cash flow es uno de los indicadores más importantes de la contabilidad analítica y gestión financiera, ya que determina la liquidez del negocio en el corto plazo. Calcularla periódicamente y mantenerla en niveles óptimos es de vital importancia tanto para afrontar los pagos del día a día como para acceder a condiciones ventajosas de financiación.

El cálculo del flujo de caja puede realizarse mediante una sencilla fórmula matemática o automatizándolo gracias a las herramientas digitales para el Business Intelligence. En este artículo te contamos cómo calcular e interpretar la ratio de tesorería, por qué hay que realizar una previsión de cash flow y qué herramientas utilizar para mejorar la liquidez en tu negocio.

1. ¿Qué es la ratio de tesorería?

La ratio de tesorería es un indicador financiero que muestra la capacidad monetaria de las empresas para hacer frente a los pagos a corto plazo.

Se trata de un cociente básico en cualquier negocio que evalúa su grado de liquidez, y se calcula con el objetivo de tener el cash flow bajo control, así como corregir posibles desviaciones.

La tesorería de una compañía incluye el dinero en efectivo que posee el negocio en caja, los depósitos en cuentas bancarias y determinadas inversiones de gran liquidez, con vencimiento inferior a tres meses.

1.1 Diferencia entre la ratio de tesorería y la ratio de solvencia

Mientras la ratio de tesorería solo evalúa la liquidez a corto plazo, la ratio de solvencia compara la totalidad de los activos de la empresa con el pasivo, es decir, determina la capacidad de un negocio para hacer frente a sus obligaciones financieras en el medio o largo plazo.

2. Fórmula para calcular la ratio de tesorería

Para calcular la ratio de tesorería se emplea la siguiente fórmula:

Ratio de tesorería = (Activos disponibles + Activos realizables) / Pasivo corriente

Los tres valores necesarios para realizar esta fórmula se encuentran en el balance de situación de la empresa y significan lo siguiente:

  • El concepto “activos disponibles” se refiere a la cantidad de dinero del que puede disponer el negocio de forma inmediata, es decir, la suma del efectivo en caja y del dinero depositado en los bancos.
  • Los “activos realizables” son los saldos que pueden liquidarse rápidamente, como las facturas de clientes pendientes de cobro o las inversiones financieras a corto plazo, entre otras.
  • El “pasivo corriente” representa las partidas pendientes de pago que vencen antes de un año.

La ratio de tesorería es fundamental para conocer la liquidez de la empresa.

3. Interpretación de la ratio de tesorería

Al comparar activos y pasivos, la ratio de tesorería determina de cuánta liquidez dispone la empresa en relación al dinero que debe en el corto plazo.

Por ejemplo: una empresa con una suma de activos disponibles y realizables igual a 1.000 euros y un pasivo corriente de 800 tendrá una ratio de tesorería de 1,25. Es decir, el negocio posee (o puede conseguir rápidamente) 1,25 euros por cada euro que debe.

  • Una ratio inferior a 1 indica que la entidad carece de la capacidad para hacer frente a sus obligaciones en el corto plazo.
  • Una ratio igual o superior a 1 significa que la empresa tiene la suficiente liquidez para pagar sus deudas más inmediatas.

Si una empresa tiene una ratio muy inferior a 1 deberá tomar las medidas correctivas necesarias para incrementar este cociente. No obstante, y al contrario de lo que podría parecer a simple vista, una ratio demasiado elevada tampoco es un buen síntoma, ya que podría indicar que la empresa no está sacando rendimiento de sus activos. Por lo tanto, el valor óptimo de la ratio de tesorería debería estar alrededor de 1.

4. ¿Por qué es importante esta ratio?

En el contexto de la gestión financiera, la importancia de conocer esta ratio reside en su capacidad predictiva, ya que, en esencia, responde a la pregunta de si la empresa será capaz de sufragar las deudas que vencen a lo largo del año.

El cociente de tesorería es, además, una de las tres ratios que miden la liquidez de una empresa, junto con la ratio propiamente de liquidez y la de disponibilidad. El conjunto de estos indicadores permite a las empresas detectar problemas financieros y llevar a cabo las correcciones necesarias para solucionarlos.

La falta de control sobre la ratio de tesorería puede conducir a la incapacidad para afrontar las obligaciones de pago de la empresa por falta de liquidez, es decir, a la imposibilidad de liquidar los vencimientos de la deuda contraída o de pagar las facturas de los proveedores. En última instancia, el negocio puede enfrentarse a graves problemas, como:

  • El incremento de la deuda debido a las refinanciaciones y pago de intereses de demora.
  • La falta de suministros por el impago a proveedores, o la exigencia de pago a la recepción de mercancías.
  • La suspensión de pagos del negocio.

Por otra parte, además de diagnosticar la liquidez en el corto plazo, la comparación de distintas ratios de tesorería entre sí puede ofrecer información clave para el control financiero y la gestión del negocio, como, por ejemplo:

  • Comparar su evolución a lo largo del tiempo y en distintos periodos, para predecir la ratio en el futuro y detectar si hay meses en los que la liquidez desciende, y por qué.
  • Comparar la ratio antes y después de realizar cada una de las medidas correctivas, para comprobar su impacto en la liquidez inmediata del negocio.

Mejora la eficiencia de tu empresa gracias a Marino 

5. ¿Cómo hacer una buena gestión de la tesorería?

Todos los negocios, independientemente de su tamaño, necesitan tener bajo control su nivel de liquidez mediante una correcta gestión del cash flow. Estas son algunas de las estrategias fundamentales para conseguirlo:

5.1 Optimizar la relación entre el pago a proveedores y el cobro de clientes

El periodo medio de pago a proveedores (PMP) y el periodo medio de cobro de clientes (PMC) de cada empresa pueden calcularse fácilmente para saber si los plazos en las transacciones comerciales son beneficiosas para el negocio.

Lo deseable es que el plazo de cobro de clientes sea inferior al pago a proveedores, porque esto implica que, como mínimo, una parte de los pagos se pueden satisfacer utilizando los ingresos de los clientes, por lo que se requerirá una financiación menor. En cambio, un PMP alto es un indicador de que estamos financiando a los proveedores a costa de la liquidez del propio negocio. 

5.2 Lograr una financiación adecuada

Negociar unas condiciones ventajosas de financiación con las entidades de crédito, como un tipo de interés razonable o la reducción de comisiones, es asimismo fundamental para mejorar el cash flow.

Para ello, la baza fundamental que tienen las empresas es demostrar su solvencia y capacidad de afrontar los pagos. De modo que, aunque en algunos casos puede ser como el pez que se muerde la cola, la ratio de tesorería vuelve a demostrarse como un indicador a tener permanentemente bajo vigilancia.

5.3 Optimizar la previsión de cash flow

Para conocer cuáles serán las necesidades de liquidez en el futuro es necesario haber realizado un presupuesto de tesorería, en base a las previsiones más ajustadas posibles.

La previsión de tesorería es una estimación de los flujos de caja, y generalmente se realiza de forma mensual, trimestral o anual. Para ello, hay que hacer una previsión de los ingresos ordinarios y extraordinarios, así como de los gastos (ordinarios y extraordinarios) en un periodo determinado para obtener el balance total de tesorería.

Aunque estimar los ingresos y gastos extraordinarios puede ser algo más complejo, los gastos e ingresos ordinarios se obtienen automáticamente en las empresas que cuentan con un software ERP para la gestión empresarial.   

Un software ERP puede ayudar a controlar la ratio de tesorería.

6. Mejorar el cash flow mediante un software de gestión financiera

La solución cloud de gestión empresarial Marino ERP facilita una correcta administración financiera mediante la integración de procesos y automatización de tareas, con un software plenamente escalable y personalizable según las necesidades de cada empresa.

El módulo de gestión financiera de Marino ERP cuenta con las herramientas para automatizar todos los procesos contables teniendo en cuenta los cambios en las normativas, e incluye, entre otros, la gestión de cartera de efectos, amortizaciones y todas las funcionalidades propias de la contabilidad general, analítica y presupuestaria. Marino ERP permite además la creación de balances parametrizables, diseñando la estructura y los niveles de agrupación en función de las necesidades del usuario.

Mediante la creación y mantenimiento de maestros se pueden personalizar todos los parámetros de la contabilidad de la empresa, incluyendo, por ejemplo, la gestión de los niveles y subniveles de la estructura de cuentas o los periodos fiscales, impidiendo la inserción de datos en periodos cerrados. Además, Marino ERP está conectado con la sede electrónica de la Agencia Tributaria para llevar a cabo el Suministro Inmediato de Información del IVA (SII).

Desde la gestión de carteras y efectos, el Director Financiero puede agrupar y ver en tiempo real las distintas carteras y controlar las potenciales desviaciones de los saldos mensuales y anuales respecto a cada asignación.

Por otra parte, el módulo de Business Intelligence de Marino ERP organiza todos los datos que registra el sistema para convertirlos en información relevante para la gestión financiera del negocio, incluyendo el tratamiento de bases de datos, cubos OLAP, minería de datos e informes KPI. Asimismo, permite calcular automáticamente y mostrar, en tiempo real, todos los indicadores financieros: índices de rentabilidad, rendimiento de materias primas, financiación de clientes / proveedores, grado de solvencia y, por supuesto, la ratio de tesorería.

Marino ERP integra además diversos módulos opcionales para la gestión comercial, gestión SAT, módulos de fabricación y logística y almacenes (SGA), además de un portal de pedidos para los clientes.

Mejora la eficiencia de tu empresa gracias a Marino

Etiquetas: , ,

  • Política de Privacidad
  • Aviso Legal
  • Política de Cookies
  • Política de Privaciadad en las RRSS
  • Espacio de Igualdad

Esta es una página web informativa y pueden existir ciertas diferencias con relación al software definitivo que aquí se describe, motivadas por el continuo proceso de desarrollo y actualización al que están sometidas las aplicaciones. Inology no ofrece ningún tipo de garantía expresa o implícita en esta página web.